Pruebas voluntarias de detección rápida de VIH a personal administrativo, docente y alumnos universitarios, a fin de garantizar el derecho a la salud.